Niebla
Ariel Orozco
Curadoría: Monserrat Salazar

 
La labor artística de Ariel Orozco se ha caracterizado por apelar a una sensibilidad cautelosa. La simpleza de las formas y la discreta relación con lo evidente en sus instalaciones, sugiere que es en la experiencia de los breves matices donde yace la posibilidad del encuentro, contraste que bien pasa inadvertido a la vista acostumbrada a lo habitual, o que descubre con violencia los bordes de la disparidad, más allá de la mera apariencia.
En un llamado a detener la urgencia que pasa por alto lo evidente, Niebla cuestiona la sensibilidad adormecida, resultado de la homogeneización del asombro en la experiencia de lo cotidiano y disuelta en el constante vórtice de información.
 
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA
NIEBLA